26 marzo, 2007

M*erda de politicos!

Lo siento, no puedo más. Estoy hasta los mismisimos de leer este tipo de noticias y de ver que no puedo hacer nada para evitar despropósitos similares..

Últimamente la política, en concreto la lucha PSOE-PP, parece una riña de críos, que si mira lo que ha dicho este, mira lo que ha hecho el otro,... y mientras, todos chupando de los impuestos. Desde el tema Marbella, se han ido destapando los tequemanejes de los politicos del PP, y ellos para desviar la atencion, gritan al PSOE acerca de la politica antiterrorista, y lo malo es que consiguen distraernos, somos asi de borregos. Mira que yo tiraba más al pp que al psoe, pero creo que en las proximas o voto en blanco o le doy mi voto al partido pirata xD.

Hace un tiempo hablaba de que los ministros de Brasil se subían el sueldo, otra vez mas, y dije que aquí pasaban cosas similares. No solo se suben los sueldos, si no que encima, no gastan lo que cobran porque todo son gastos protocolarios o de trabajo, que si un jet por aquí -teniendo los vuelos en iberia gratis..-, que si unos gemelos de oro por allá, que si unos trajes por acá, que si la lista de la compra -noticia anterior de zaplana..chicles trident en una cena de trabajo? nos estamos pasando ya,no?-, la esperanza aguirre diciendo que no llega a final de mes,...son todos unos sinvergüenzas con todas las letras.

La politica apesta, cierto, pero es necesaria para el buen funcionamiento de un país. Y como es necesaria, se aprovechan y absorven hasta el ultimo céntimo que pueden o que se les pone a tiro, y mientras, los jovenes no podemos irnos de casa dignamente, las familias pasan apuros para llegar a final de mes, el personal medico de la seguridad social trabajan mas horas de las que deben porque no hay dinero para mas contrataciones, las unidades de investigaciones de delitos no tienen ni el material ni el personal necesario para ser todo lo eficaces que debieran ser, el gasto de educacion en este pais es deplorable, por no hablar del de investigacion... y mientras ellos, nos miran desde su potrona, allá en lo alto. Y mientras, los miro desde aquí abajo, pensando lo que me gustaría despedirlos a todos, pensando lo que disfrutaría sabiendo que se las tienen que apañar con 1000 lerus al mes, teniendo suerte.

Pero..mas lo pienso, y más me hierve la sangre no saber que hacer y ver que seguirán ahí, votemos a quien votemos.

3 comentarios:

Manuel dijo...

"Como decía cierto tío tuyo...matadlos a todos y que Dios los juzgue" -- Marge Simpson

Anónimo dijo...

Pues sí, hija mía, bochornoso el espectáculo pseudodemocrático al que estamos asistiendo. Amparados en el libre ejercicio de la palabra y de opinión, parece que nuestros políticos pueden tirarse los trastos a la cabeza sin movérseles la gomina. Lo triste es que la gran parte de la masa social no es capaz de pararse a pensar de qué sutil forma se les embauca en este tipo de dialécticas, y así nos luce el pelo en manifiestaciones por doquier contra la política antiterrorista del gobierno portando elegantemente la bandera del aguilucho, bien manifestaciones contra la guerra –o con otro motivo de corte social– con la bandera tricolor al hombro. Independientemente del lado del congreso con el que simpaticen, la pregunta es, ¿hasta qué punto la ciudadanía es capaz de pararse a pensar sobre el rumbo que está tomando el país capitaneados por esta tropa de charlatanes, en la mayoría de los casos? ¿Existe una razón crítica en este sentido? Porque a mí me parece que no cuando uno de los titulares más publicados ayer tras ese programa del tipo “todos contra el presi” de la noche del martes quedó reducido a la anecdótica ignorancia de ZP respecto al precio de un café.

Anónimo dijo...

Claro que soy yo la del discurso trasnochado sobre la actualidad política. Y de niñatilla becaria nastin de plastin, que me han hecho hasta un seguro médico... pero lástima... no cubre el cambio de sexo... :D
¿cómo se presenta la SS? Yo hasta arriba de cosas por leer e ideas por escribir... y ganas de pasarme horas durmiendo... lo que se dice jartica, vamos.
un besote.